Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2016

Método experiencial - Versión en 6 pasos

Imagen
1. Experimentar o motivarSe realiza una actividad concreta e inmediata con una pequeña o ninguna ayuda del animador. Ejemplos: juegos de roles, resolución de problemas, juego. Puede ser una experiencia individual o grupal.Preferentemente debe ser algo poco familiar para los participantes.
2. Describir/narrar la experienciaLa pregunta clave es:
¿Qué pasó?Se comparten las reacciones, las observaciones. Los jóvenes hablan sobre su experiencia. Se dialoga sobre los sentimientos generados por la experiencia. Se deja que cada uno o cada grupo hable libremente. Ejemplos de preguntas:
¿Qué hiciste?¿Qué pasó?¿Qué viste, sentiste, oíste, tocaste?¿Qué fue lo más difícil?¿Lo más fácil?
3. Interpretar o analizar la experienciaLa pregunta clave es
¿Qué significa lo que pasó?Se dialoga sobre cómo se sobrellevó la experiencia. Sobre cómo los temas, problemas, asuntos fueron surgiendo en la experiencia. Cómo problemas o asuntos específicos fueron encaminados. Se anima al grupo a ver los temas recurrente…

Me moría de miedo cada vez que debía tomarme la prueba del embarazo

Imagen
Recuerdo estar sentada sola en el baño, esperando con angustia a ver si estaba embarazada. Esos sesenta segundos parecían una eternidad: “¡Negativo! ¡Gracias a Dios!”.
Ocho años después y recién casada, mi esposo y yo tomamos la prueba, y lloramos de alegría al ver que dio positivo. ¡Qué diferencia hace el sacramento del matrimonio!
En la secundaria, me moría de miedo cada vez que debía tomarme la prueba del embarazo. La experiencia me hacía entrar en pánico por un tiempo, pero luego volvía a las viejas costumbres.
Por temor empecé a tomar la píldora anticonceptiva y luego empecé a usar la inyección. Pero algo sucedía en mi interior cada vez que tomaba una píldora o me ponía la inyección. Sentía que una parte de mí moría. Supongo que cuando en una relación le faltamos el respeto a nuestro cuerpo, nos volvemos descuidadas con respecto a nuestro cuerpo de otras maneras. Incluso empezamos a actuar en contra de nuestros cuerpos. Es como si comenzásemos a separarnos nosotras mismas de nuest…

La relación entre el hombre y la mujer necesita sanación

Imagen
A fin de imitar el amor de Cristo por su Iglesia, la relación entre el hombre y la mujer necesita sanación. Su relación no es una sujeción unilateral de la esposa al esposo, sino una sujeción mutua de esposo y esposa, siguiendo el encargo de san Pablo, que dijo, “Respétense unos a otros, por reverencia a Cristo” (Ef 5,21).


Cuando los cónyuges bautizados intercambian sus promesas de amor y fidelidad permanente ante la Iglesia, su alianza matrimonial se convierte en una participación en la alianza inquebrantable entre Cristo y la Iglesia. El Espíritu Santo junta a los cónyuges y les posibilita desempeñar actos de amor que se da de sí para beneficio de ellos mismos, sus familias y la Iglesia en su conjunto. De esta manera su matrimonio hace más que simbolizar el amor de Cristo: hace ese amor presente en el mundo.
Aunque el matrimonio ha permanecido como una bendición de Dios, el pecado original tuvo graves consecuencias para la vida matrimonial. Como ruptura con Dios, quebrantó la comunión…

¿Cómo decir que no a un chico sin herir sus sentimientos?

Imagen
En una reciente encuesta realizada en clases de educación sexual en una escuela secundaria se les preguntó a las chicas cuál era para ellas la pregunta más importante sobre sexualidad.
Contrariamente a la expectativa de los profesores, no se refería a métodos de control natal o enfermedades de transmisión sexual. Las chicas querían saber cómo decir que no a un chico sin herir sus sentimientos.
Claro, no querían herir sus sentimientos, pero bajo éste velo se ocultaba una preocupación secreta: temían el rechazo.


Yo sé lo que se siente. Me acuerdo haber cedido a las presiones de un enamorado porque de haberme resistido, habríamos tenido una pelea.
Todo en mi corazón decía no. Sabía que a veces él me veía como algo a conquistar, pero trataba de no pensar en ello. Pensaba: “bueno, yo lo amo, y esto lo mantiene feliz. No es como si no lo hubiéramos hecho antes. Además, yo no quiero terminar con él luego de haberle dado tanto”.
Creo que una chica lo expresó bien cuando dijo: “me sentía extraña…

Para sanar tu forma de amar

Imagen
(Hacer click en el botón "CC" para activar los subtítulos)

-Todo hombre, tanto en su entorno como en su propio corazón, vive la experiencia del mal. Esta experiencia se hace sentir también en las relaciones entre el hombre y la mujer. En todo tiempo, la unión del hombre y la mujer vive amenazada por la discordia, el espíritu de dominio, la infidelidad, los celos y conflictos que pueden conducir hasta el odio y la ruptura. Este desorden puede manifestarse de manera más o menos aguda, y puede ser más o menos superado, según las culturas, las épocas, los individuos, pero siempre aparece como algo de carácter universal.
-Según la fe, este desorden que constatamos dolorosamente, no se origina en la naturaleza del hombre y de la mujer, ni en la naturaleza de sus relaciones, sino en el pecado. El primer pecado, ruptura con Dios, tiene como consecuencia primera la ruptura de la comunión original entre el hombre y la mujer. Sus relaciones quedan distorsionadas por agravios recíprocos …

[Videoformación] El cuerpo y el amor humanos en el plan divino

Imagen
“La bio-fisiología contemporánea puede suministrar muchas informaciones precisas sobre la sexualidad humana. Sin embargo, el conocimiento de la dignidad personal del cuerpo humano y del sexo se saca también de otras fuentes. Una fuente particular es la palabra de Dios mismo, que contiene la revelación del cuerpo, ésa que se remonta al «principio».” (Juan Pablo II)
1. Introducción

2. El rol del varón


3. El rescate de la mujer


4. El amor humano en el plan divino


5. El amor humano en el plan divino - parte 2


6. El amor humano en el plan divino +


7. El amor motiva la castidad


8. ¿Cómo saber si tu novio es bueno para ti?


9. ¿Hay chicos buenos?


10. La historia del bikini


La unidad, de la que habla el Génesis 2, 24 («y vendrán a ser los dos una sola carne»), es sin duda la que se expresa y se realiza en el acto conyugal. La formulación bíblica, extremadamente concisa y simple, señala al sexo, feminidad y masculinidad, como esa característica del hombre -varón y mujer- que les permite, cuand…