Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2015

Oración por la paz a Jesús sacramentado

Imagen
¡Oh Jesús amorosísimo, 
escondido bajo los tenues velos sacramentales; cordero divino, 
perpetuamente inmolado por la paz del mundo! 
Oye finalmente 
las ardientes plegarias de tu Iglesia que, 
por boca de tu indigno servidor, 
te pide para el mundo el fuego de la caridad, 
para que en ella se enciendan la unión y la concordia y, al calor de éstas, 
florezca en nuestra tierra árida y desolada 
el blanco lirio de la paz. 

¡Que la unción de tu gracia 
—bálsamo escondido, fármaco suavísimo— 
sane en las almas 
las desgarraduras producidas por el odio, 
para que todos se sientan hermanos, 
hijos de un mismo Padre, 
que se nutren en una misma mesa 
con manjar celestial! 

¡Que tus palabras de paz, 
que el amor que siempre rebosa de tu corazón
inspiren a los gobernantes de las naciones, 
a fin de que sepan conducir los pueblos 
que tu les has confiado 
por los caminos de la auténtica fraternidad, 
base indispensable de toda felicidad 
y todo progreso!». 

Papa Pio XII

Beato Pablo VI - Catequesis sobre las Indulgencias

Imagen
Es necesario para la plena remisión y reparación de los pecados no sólo restaurar la amistad con Dios por medio de una sincera conversión de la mente, y expiar la ofensa inflingida a su sabiduría y bondad, sino también restaurar plenamente todos los bienes personales, sociales y los relativos al orden universal, destruidos o perturbados por el pecado, bien por medio de una reparación voluntaria, que no será sin sacrificio, o bien por medio de la aceptación de las penas establecidas por la justa y santa sabiduría divina, para que así resplandezca en todo el mundo la santidad y el esplendor de la gloria de Dios. 


La doctrina del purgatorio sobradamente demuestra que las penas que hay que pagar o las reliquias del pecado que hay que purificar pueden permanecer, y de hecho frecuentemente permanecen, después de la remisión de la culpa; pues en el purgatorio se purifican, después de la muerte, las almas de los difuntos que "hayan muerto verdaderamente arrepentidos en la caridad de Dios;…

¿Cómo hago para que se me conceda una indulgencia?

Imagen
El «Catecismo de la Iglesia católica» (n. 1471), definen así la indulgencia: «La remisión delante de Dios de la pena temporal por los pecados, ya perdonados, en cuanto a la culpa, que un fiel dispuesto y cumpliendo determinadas condiciones consigue por mediación de la Iglesia, la cual, como administradora de la redención, distribuye y aplica con autoridad el tesoro de las satisfacciones de Cristo y de los santos».
Para lucrar las indulgencias, tanto plenarias como parciales, es preciso que, al menos antes de cumplir las últimas exigencias de la obra indulgenciada, el fiel se halle en estado de gracia.

La indulgencia plenaria sólo se puede obtener una vez al día. Pero, para conseguirla, además del estado de gracia, es necesario que el fiel: 
tenga la disposición interior de un desapego total del pecado, incluso venial; se confiese sacramentalmeпte de sus pecados;reciba la sagrada Eucaristía (ciertamente, es mejor recibirla participando en la santa misa, pero para la indulgencia sólo es ne…

Catequesis sobre las indulgencias

Imagen
¿Qué es una Indulgencia?Para entender esto hay que tener en cuenta los siguientes puntos:
En el Sacramento de la Penitencia se remueve la culpa del pecado y, conjuntamente con ella, también la pena eterna merecida por el mismo; pero el castigo temporal requerido por la justicia divina permanece, y este requerimiento debe ser satisfecho sea en esta vida o en la vida futura, es decir, en el Purgatorio. La indulgencia ofrece al pecador arrepentido la posibilidad de saldar o aligerar esta deuda durante su vida en la tierra.Las indulgencias, presuponiendo el Sacramento de la Penitencia, hace que el penitente, después de recibir el perdón sacramental de la culpa de su pecado, se libera también, por la indulgencia, del castigo temporal. En otras palabras, el pecado es totalmente perdonado, es decir, sus efectos totalmente borrados, sólo cuando se ha realizado la reparación completa: perdón de la culpa y remisión de la pena.Esto no significa, sin embargo, que la Iglesia pretenda dejar de lado …

Examen de conciencia bíblico

Imagen
Evangelio según Mateo 15,19-20 “De dentro del corazón salen las intenciones malas, asesinatos, adulterios, fornicaciones, robos, falsos testimonios, injurias. Esto es lo que hace impuro al hombre"  Evangelio según Marcos 10,19 "No mates, no cometas adulterio, no robes, no levantes testimonio falso, no seas injusto, honra a tu padre y a tu madre"  Carta a los Gálatas 5,19-21 "Las obras de la carne son conocidas: fornicación, impureza, libertinaje, idolatría, hechicería, odios, discordia, celos, iras, rencillas, divisiones, disensiones, envidias, embriagueces, orgías y cosas semejantes, sobre las cuales los prevengo como ya los previne, que quienes hacen tales cosas no heredarán el Reino de Dios"  Carta a los Efesios 5,3-5 "Entre ustedes ni siquiera debe mencionarse la fornicación, ni ninguna clase de impureza o de avaricia, porque eso no es propio del pueblo santo de Dios. Tampoco debe haber palabras indecentes, conversaciones necias ni chistes groseros, todo…