Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2015

Los pecados sociales

Imagen
La Sagrada Escritura habla de ciertos pecados que «claman al cielo».


¿Cuáles son?El homicidio voluntario (cf Gn 4, 10). La sodomía (cf Gn 18, 20; 19, 13). La opresión de los pobres (cf Ex 3, 7-10 y 22, 20-22). Clama al cielo cuando se abusa de su condición humilde e impotente, obligándoles a servicios inicuos, impidiéndoles sus deberes religiosos, dándoles jornales de hambre y otras cosas semejantes, contra las cuales no se pueden defender ni exigir su reparación ante los hombres. Entonces es cuando estos crímenes claman al cielo y atraen sobre los culpables la indignación de Dios.La defraudación o retención injusta del jornal del trabajador (cf Dt 24, 14-15; St 5, 4). Bajo cualquier pretexto que se haga, ya sea retrasando inicuamente el pago, o disminuyéndolo, o despidiendo sin causa a los obreros, etc., apoyándose precisamente en la impotencia de los mismos para defenderse eficazmente. En la Sagrada Escritura se condena con energía este crimen. He aquí algunos textos: «No oprimas al …

Subsidio teológico para el Año de la Misericordia

Imagen
Sobre la justicia y misericordia de Dios Hay que tener presente que misericordioso es como decir que alguien tiene miseria en el corazón, en el sentido de que le entristece la miseria ajena como si fuera propia. Por eso quiere desterrar la miseria ajena como si fuera propia. Este es el efecto de la misericordia. Entristecerse por la miseria ajena no lo hace Dios; pero sí, y en grado sumo, desterrar la miseria ajena, siempre que por miseria entendamos cualquier defecto...
Dios, al obrar misericordiosamente, no actúa contra sino por encima de la justicia. Ejemplo: Si a quien se le deben cien denarios se le dan doscientos, quien hace esto no es injusto, sino que obra libre y misericordiosamente. Lo mismo sucede cuando se perdonan las ofensas recibidas. Pues quien algo perdona, algo da. Por eso el Apóstol, al perdón lo llama don cuando dice en Ef 4,32: Daos unos a otros como Cristo se dio a vosotros. Queda claro, así, que la misericordia no anula la justicia, sino que es como la plenitud d…

Los tres momentos del itinerario formativo de la Pastoral Juvenil

Imagen
Para que la correlación entre las experiencias humanas y las experiencias de fe pueda avanzar adecuadamente hay que respetar los pasos del método propio de la educación de la fe:
Interiorizar. Consiste en incorporar al núcleo de nuestra persona lo que hemos descubierto como valioso para que pueda influir en nuestras decisiones cotidianas. Nada se puede incorporar si antes no se ha encontrado, y nada se encuentra si antes no se busca. Qué fácil es educar a personas que no están plenamente satisfechas de sí y, en consecuencia, buscan nuevas respuestas. Buen educador de la fe es el que presenta el mensaje cristiano al tiempo que suscita las preguntas adecuadas para que aquel sea valorado y acogido. Jerarquizar. Las sensibilidades, las relaciones y los ideales que vamos descubriendo no se incorporan de forma aditiva, sino estructurada. Lo valioso de la vida suele incluir un criterio de opción preferencial, que nos hace anteponer una cosa a la otra, o incluso prescindir de algo en nuestro p…

¿Cómo desarrollar un tema en un encuentro juvenil?

Imagen
Pasos para abrir un encuentro juvenil
A. Saludo de bienvenida Se debe procurar que los participantes se sientan en un ambiente de cordialidad.
B. Presentación de los animadores y de los participantes. Será sencilla e individual, dando a conocer los nombres de los animadores y de los participantes. Se recomienda que la presentación se realice mediante una dinámica de presentación, con el fin de romper el hielo y entrar en un ambiente de confianza. Esta actividad se la realizará cuando iniciemos el trabajo con un grupo nuevo, o cuando queramos que los participantes se familiaricen con sus nombres.
C. Dinámica rompehielo. Es importante realizar una técnica con los participantes, con el propósito de integrar y consolidar al grupo, lo cual lo podemos lograr mediante dinámicas, juegos, etc. Se busca que los participantes se sientan en un ambiente de confianza, de integración, física y mentalmente predispuesto para la actividad. En algunas ocasiones, si la dinámica tiene relación co…

Subsidio Bíblico para el Año de la Misericordia

Imagen
EL ROSTRO DE LA MISERICORDIA DIVINA1. Jesús, «sumo sacerdote misericordioso» Heb 2,17. Jesús, antes de realizar el designio divino, quiso «hacerse en todo semejante a sus hermanos», a fin de experimentar la miseria misma de los que venía a salvar. Por consiguiente, sus actos todos traducen la misericordia divina, aun cuando no estén calificados así por los evangelistas. Lucas puso muy especial empeño en poner de relieve este punto. Los preferidos de Jesús son los «pobres» Lc 4,18 7,22; los pecadores hallan en él un «amigo» 7,34, que no teme frecuentarlos 5,27.30 15,1s 19,7. La misericordia que manifestaba Jesús en forma general a las multiudes Mt 9,36 14,14 15,32 adquiere en Lucas una fisonomía más personal: se dirige al «hijo único» de una viuda Lc 7,13 o a un padre desconsolado 8,42 9,38.42. Jesús, en fin, muestra especial benevolencia a las mujeres y a los extranjeros. Así queda redondeado y cumplido el universalismo: «toda carne ve la salvación de Dios» 3,6. Si Jesús tuvo así comp…

¿Qué debe hacer un Asesor de la Pastoral Juvenil?

Imagen
La cercanía y el acompañamiento personal complementan lo que se hace en el pequeño grupo. El grupo no es el único lugar pedagógico de la maduración de la fe: junto al grupo necesitamos la personalización de la fe por medio del acompañamiento personal y la relación de ayuda. No se trata de contraponer estos dos elementos, grupo y acompañamiento, sino de relacionarlos de forma complementaria. 
En el futuro próximo los Asesores de la PJ tendremos que dedicar más tiempo al encuentro personal con aquellos que nos están confiados, si queremos que los mensajes que reciben en el grande, mediano o pequeño grupo pasen por el corazón y terminen haciéndose vida. 

El acierto en la maduración de la fe está en la relación entre lo que creemos, lo que vivimos, lo que celebramos y en lo que nos comprometemos. La coherencia vital da unidad al yo y tiene como efecto la síntesis fe-vida como expresión de la fe adulta. Esta labor grupal, juntamente con el acompañamiento personal, piden educadores de la fe q…

Bula Misericordiae Vultus - resumen dehoniano

Imagen
El misterio de la misericordia 2. Siempre tenemos necesidad de contemplar el misterio de la misericordia. Es fuente de alegría, de serenidad y de paz. Es condición para nuestra salvación. Misericordia: es la palabra que revela el misterio de la Santísima Trinidad. Misericordia: es el acto último y supremo con el cual Dios viene a nuestro encuentro. Misericordia: es la ley fundamental que habita en el corazón de cada persona cuando mira con ojos sinceros al hermano que encuentra en el camino de la vida. Misericordia: es la vía que une Dios y el hombre, porque abre el corazón a la esperanza de ser amados para siempre no obstante el límite de nuestro pecado. 
Un Dios paciente y misericordioso6. ...“Paciente y misericordioso” es el binomio que a menudo aparece en el Antiguo Testamento para describir la naturaleza de Dios. Su ser misericordioso se constata concretamente en tantas acciones de la historia de la salvación donde su bondad prevalece por encima del castigo y la destrucción. Los …