Entradas

Mostrando entradas de junio, 2013

¿Sos una "buena persona"?

Imagen
Existe una especie de amnesia colectiva ante algunos mandamientos. Es común escuchar a personas que se sienten o se creen “buenas”, porque no matan a nadie (5to mandamiento), no roban a nadie (7mo), honran a sus padres (4to), etc… pero cuando se les pregunta con mayor precisión: ¿y santificar las fiestas? (3ro), ¿no decir falso testimonio o mentir? (8vo) o ¿no consentir pensamientos o deseos impuros? (9no) hacen oídos sordos, casi como si les hablara en otro idioma, como si esos no fueran parte de la lista, o se ríen lanzando frases como: “tampoco hay que exagerar”.


¿Por qué pasa esto? ¿Por qué no se tienen presentes estos mandamientos tan importantes a la hora de considerarse a uno mismo como una  “buena”persona? Creo que en gran parte se debe a que muchos de estos mandamientos son los más atacados y relativizados (a través de la difusión positiva de sus vicios contrarios) por la sociedad, y por ende son también de los mandamientos que cuesta más cumplir. Sí, especial…

Las canciones que nos representarán en el EJD 2013 de Brasil

Imagen
Les presentamos las 5 canciones que representarán nuestra espiritualidad dehoniana encarnada en Argentina en el Encuentro de la Juventud Dehoniana previo a la Jornada Mundial de la Juventud. No es tarea sencilla mostrar con 5 canciones nuestra espiritualidad, aquí van...
1. Hasta dar la vida Este tema ha sido adoptado hace ya mucho tiempo por los grupos juveniles dehonianos de Argentina. El ideal de dar la vida por los hermanos así como Cristo dió la suya por todos nosotros estimula fuertemente a nuestros jóvenes. Y es un valor muy presente en los cartas del Padre Dehon a los misioneros. ¡El amor redentor de Cristo nos impulsa a dar la vida por nuestros hermanos!
Letra y música: Eduardo Meana (sacerdote salesiano)
Háblame ya amigo al corazón descansa en vos mi frente mi vida en vos. Porque me rescataste del fatal secuestro, porque me liberaste de mi eterna tumba.
Porque me amaste hasta dar la vida, Porque me amaste hasta dar la vida.
Tan asombrado miro todo acabó manso te has dormido m…